Blogia
Rincón Olvidado

Vicisitudes de las canciones del verano con baile

Hoy, preparando una actividad para los chavales del curro, me he encontrado con este vídeo en youtube:

Y, desde luego, que no me voy a quedar callado, porque la verdad es que habría que analizar las VICISITUDES DE LAS CANCIONES DEL VERANO CON BAILE:

Lo primero que necesita una canción del verano para serlo es ser una canción petarda, sin sentido, pero altamente bailable. Hará las delicias en televisión de las niñas de primero de ESO, que aprenderán el machacón y repetitivo baile sin ningún problema para ellas:


Tenemos algunos ejemplos de este tipo de canciones: La Macarena, No Rompas Más Mi Pobre Corazón,... Pero sin duda alguna, la más petarda de todas es el Saturday Night.

Pero a lo que iba, nos colocamos en la verbena del pueblo, 14 de agosto por la noche. Todos los habitantes de Villasalcedo del Robledal se arremolinan alrededor de la barra ilegal del pabellón -para que luego digan del botellón- y el borracho de turno pide la bailable. No tardarán momento alguno en chillar estrepitosamente las niñas de primero de ESO y salir justo a primera fila del escenario, donde la tetona cantante de la orquesta y el niño que nunca ganó OT cantan de puto culo la susodicha canción. Y todo el pueblo baila, detrás de las petardas de primero de la ESO la cancioncita de marras: el borracho, el tonto, los solterones,... Hasta el alcalde se atreve. Bueno, se atrevía, que ahora con las cámaras digitales, uno ya no sabe cómo va a acabar. Pero, sin duda alguna, merecedores de mención a parte tienen los babosos treceañeros que siguen a las chicas de primero de ESO en primera fila para hacerse los machotes:

Las canciones de esta índole no salen ni siquiera en los cuarenta. No tienen cachet para ello y no lo necesitan para vender discos. Y es que no hay familia que se precie que no tenga en su discoteca una copia del Caribe Mix de cualquier año, en el que la machacona canción sale sola, en medley, en versión radio edit e incluso en versión karaoke. Ni que decir tiene que la canción se escucha unas cinco veces al día, sin que la emitan por la radio, nadie sabe como.

La canción en cuestión, 10 años después de haber pasado inadvertida para los medios de comunicación acaba convirtiéndose en una canción de culto y alguna emisora del tipo M80 Radio la vuelve a poner de moda. Es entonces cuando los frikis la toman por bandera y editan vídeos como éste:

Sin lugar a dudas, este tipo de canciones merecen un estudio sociológico en profundidad, que un friki bloguero como yo no puede hacer. Lo único que está en mi mano es sacarlas del olvido y provocar a algún sociólogo la chispa suficiente para que se le encienda la bombilla y lo haga. No obstante, no hay mejor sociólogo que el internatuta... Así que por favor, postead vuestras experiencias alrededor de esta fabulosa canción. Las espero con cariño.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Nievitas -

Dios me haces sentir yaya cuando oigo esa canción. A mi me pilló con unos 13 años o así. Y era de las que la bailaba, aiss esa adolescencia

Diego -

yo no recuerdo ese momento...

Laura -

Que clase de personas se graba en video bailando esta canción y se sube a you tube?Son conscientes?( que respuesta tan clara)
Solo me vale si estaban borrachos y/o drogados

pd, esta canción la escuche por primera vez...en quinto de egb??
me suena el patio del colegio lleno de grupos de adolescentes con pantalones tecnowave bailando esto
arrrrrr

Debora -

Esta cancion la escuche por primera vez con 3 años, y aunque parezca mentira no fue en una verbena de pueblo.
Fue en una boda, que para el caso tiene los mismos ingredientes:
Su borracho, sus niñas de primero de la eso, el padre de la novia (que equivale al alcalde)...
Y desde entonces me se ese baile, me se ese y unos 500 mas de las canciones del verano...
Porque aunque odies a King Africa, seguro que sabes la letra y la coreografia de La Bomba...

Me ha gustado este posteo

Besikoooos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres