Blogia
Rincón Olvidado

Perder dos semanas de vida

Perder dos semanas de vida

Nunca pensé que sería tan tajante, pero es que he perdido dos semanas de vida.  Y me explico.  Durante esta semana, Blogia se ha caído y he perdido parte de lo que he publicado en estos últimos días.  De ello, he sacado dos conclusiones.  Por un lado, y la primera, es que nunca jamás pasará un domingo sin que me haga una copia de seguridad del blog.  Y por otro lado, la última y más importante, es que jamás pensé que estaría tan enganchado a mi blog.

Es cierto que uno tiene muchos canales para desahogarse y para decir lo que tiene que decir, pero un blog ayuda mucho a ello.  Es por esto, por lo que, pese a todo ello, tengo que agradecer a Blogia el trabajo que ha realizado para solucionar cuanto antes el problema que en esta semana han sufrido los servidores de Blogia.  Y, como es natural, he de decir que nunca había echado de menos mi blog.  Supongo que, porque esta semana, por diversos motivos, tenía muchas cosas que contar.  Es gracioso, cuando tienes ahí al blog, muchas veces te rompes la cabeza buscando un artículo interesante, pero cuando lo tienes, cuando tu cerebro bulle ideas y el corazón sentimientos, es cuando no tienes al blog.  Quizá por eso hoy me ha salido un programa de radio niquelado, en el que he sacado todos mis sentimientos e ideas que han ido bullendo en mi cabeza y en mi corazón durante toda esta semana.

Y es que hoy he hablado de sueños, porque soñar tiene su aquel.  Recordar los sueños es una auténtica putada.  Porque si son malos tienes el regusto amargo de que la vida se jode.  Pero es que si son buenos, te quedas con la melancolía de que la vida, a veces, cuando te despiertas, es incluso peor que aquellos sueños en los que la vida se jode.  Por lo tanto... ¿para qué soñar?   Muchos psicólogos se han comido la cabeza con esta historia, pero yo no me la voy a comer.  Voy a intentar quedarme con el sabor de haber conocido en sueños al amor de tu vida, o algo así.

Bueno, que ya que hay Blogia apliquemos ese mismo carpe diem onírico a la realidad bloguera.  Es decir: nunca más un día sin blog... Y nunca más una semana sin su copia de seguridad.

PS: Esta semana he hecho realidad esa frase de Warhol sobre los quince minutos de gloria.  Para muestra, un botón:

PS2: Feliz carnaval, aunque yo no me disfrace.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Chorche -

Ay...de vuelta al hogar ;)

Chorche -

Jodo, co, que crack. Ala, saludos. POr cierto, aunque ya no vivo en san josé soy dle barrio de toda la vida. Y el logo de Radio la GRanja, el gallo, lo dibujó y diseñó mi seeñor padre (QEPD). así que si está Torres Burriel en San José que ya no vive por aquí (ahora estoy en casa de mi madre), exijo traslado de mis links a la sección del barrio. Dicho queda.

Diego -

me alegro de tu retorno, eso te pasa por no utilizar un sistema propio en php :-P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres