Blogia
Rincón Olvidado

Pluvium

Pluvium

Zaragoza mola cuando llueve.  Se ha hecho esperar una semana, pero finalmente ha llegado la lluvia.  Los hermosos cumulonimbos se han posado sobre la ciudad y han descargado agua, rayos y truenos, en una preciosa combinación en forma de tormenta.  El calor se despejó y ha dejado paso a la frescura otoñal que tanto llevaba demandándole a Eva Berlanga (uno | dos).

Atrás queda el verano, pero esta vez, no es sólo un sentimiento amargo de recuerdos de buenos momentos, sino más bien, un sentimiento hacia el futuro, hacia un otoño cargado de emociones, historias y lluvias.  Porque es que Zaragoza mola cuando llueve.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres