Blogia
Rincón Olvidado

La vuelta en Zaraexpo

Consideraciones deportivas: Bert Grabsch gana la etapa. Lo hace en 57 minutos y 5 segundos, casi lo mismo que te cuesta llegar en coche de Cariñena a Independance y Efimkin pierde el maillot amarillo en beneficio de Devolder. Con esto se resume la etapa de hoy de la Vuelta Ciclista que ha llegado a Zaragoh2no!za. No importa nada más. O sí: el patrocinio de la Expo. Ya dí mi opinión al respecto el año pasado de este hecho que al final se ha hecho realidad: la Expo ha sido patrocinadora oficial de la Vuelta y, la 2 de TVE, con el dinerico invertido, se ha preocupado muy bien de que quedase claro. La etapa de hoy era una etapa meramente publicitaria que se escapaba del espíritu deportivo que debería acompañar a un importante evento ciclista como es éste. Unipublic, organizadora de la vuelta, lo sabía bien y, como ya vienen haciendo desde hace unas temporadas, lo importante de la Vuelta no son los valores deportivos, sino la caja. Se empezó iniciando etapas en sedes de empresas o denominando las etapas con esos mismos nombres y se ha acabado como se ha acabado, haciendo etapas al gusto del consumidor que a golpe de talonario patrocina y paga. Pero es que, lo de hoy ha sido publicitario, hasta para enseñar la nueva autovía mudéjar, para que todos veamos en directo y por helicóptero los avances de la ciudad, mientras una vía paralela, la N-330 hubiese sido deportivamente mucho más interesante. Y, si no, vean una autovía paralizada para que pase un corredor cada dos minutos durante cuatro horas:

Claro que todo vale para que, al final, por supuesto, la imagen sobre la que se impresione la clasificación de la etapa, sea la Torre del Euro Agua, emblema central de la muestra internacional del año que viene y que tanto nos va a beneficiar a los zaragozanos de bien:

Porque la verdad, lo de acabar en Independencia, paralizando toda la ciudad durante 48 horas, me parece una masacrada. No dejan cortar el paseo para cualquier evento social y lo hacen para que llegue la Vuelta y mostremos al mundo la Expo. Personalmente, me parece que existían lugares mucho mejores que el centro para acabar tanto la etapa de ayer como la de hoy, entre otras cosas, porque una curva como la de la imagen a 500 metros de la línea de meta es una auténtica desfachatez:

Eso sin contar el hostión que se metieron los ciclistas ayer en la Plaza de la Ciudadanía, que no sé yo a quién se le ocurre meter una etapa de la vuelta por ahí, estando en obras... Textualmente, de El País de hoy: "La llegada a Zaragoza era peligrosa y las ansias de ganar de los sprinters muy voraces. Las obras en Zaragoza han ampliaddo y modificado rotondas a una agilidad tremenda. Abraham Olano, diseñador del recorrido, reconocía que había cinco curvas más de las previstas cuando inspeccionaron el trazado". Pero claro, como mi amigo Diego dijo ayer, el helicóptero, en esa rotonda, tenía que coger a los ciclistas de lado y sacar de fondo las obras de la Expo, que para eso paga...

Ahora, que se saca lo que se quiere, porque hoy, antes del momento podium, el realizador ha pinchado una preciosa imagen del Pilar y, cuando la cámara ha ido a enfocar el puente en obras y las gravas del río, misteriosamente, La 2 se ha ido a la publicidad. Después, al volver, hemos visto una de las mejores imágenes analizables en tiempos:

El ganador de la etapa, Grabsch, ha recibido su premio de manos del concejal de Deportes, el parero Manu Blasco, que además, le ha regalado un peluche de Fluvi. Tanto le ha importado al hombre que, para recibir las flores y poder darle los dos besos de rigor a la azafata, no le ha importado nada colocarse tan magno regalo en la entrepierna, después de sudar los cincuentaytantos kilómetros de recorrido... Sí, ese debe ser el futuro de Fluvi. Lo gracioso de todo, no sé por qué, es que Manu Blasco se ríe desaforadamente de la situación. ¿Por qué? Estaba claro, las imágenes de las obras de la Expo por televisión le hacía un buen favor político como concejal:

Eso sí, como toque costumbrista podemos ver la cita más importante del ciclismo estatal paseando por las calles del barrio, que no nos lo quita nadie. Eso era lo bonito de que la Vuelta llegara a tu ciudad. De hecho, Gusi, contaba hace unos días cómo era todo un acontecimiento en el pueblo de su novia francesa, Céline que, ya no el Tour, sino la vuelta ciclista de su departamento llegara a sus calles. Hoy, ha llegado a las de Zaragoh2no!za, pero no con ánimo deportivo, ni con el romanticismo que suponía que la serpiente multicolor atracase en la ciudad, sino a golpe de publicidad de la mayor fiesta del agua en la tierra:

Hace un año en Rincón Olvidado.- Definición de cabrón e Idea para un corto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

scotty -

Pues a mi no me gusta ni el ciclismo ni Fluvi asi que mi interes por la vuelta...

Enrique Cortés -

Muy buen comentario de la crono DO Cariñena-Zaragoza; ¡PARA QUE SE DEN CUENTA DE LA PUBLICIDAD DE LA EXPO!

Albertico -

Me ha gustado mucho tu post. Muy buen análisis económico-publicitario de la vuelta, que ya sólo con el nombre del organizador, Unipublic, se ve descaradamente que buscan pasta y va a haber publicidad por doquier.
Muy inteligente tu crítica. Había cosas de las que no me había dado cuenta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres