Blogia
Rincón Olvidado

Hay que ver cómo está el centro

Hay que ver cómo está el centro

Desde que el pasado domingo un reventón obligó a cortar la Plaza Paraíso, la ciudad está que arde. El centro de la ciudad cortado, quince líneas de autobuses desviadas y los zaragozanos, que estamos acostumbrados a usar el coche para todo, nos vemos sumergidos -y nunca mejor dicho- en una oleada de atascos de los que los coches logran salir con cuentagotas. Y es que, animales de costumbres, para ir entre dos barrios, por mucho cinturón de ronda de nueva construcción que nos hayan plantado, preferimos el centro.

Pero es que Zaragoza está muy mal planificada. Cuando la gran rotonda de Paraíso se corta por lo que sea, el centro se colapsa, sobretodo si el Ayuntamiento no puede meter las líneas de autobús por otro lugar que no sea el único carril que el Coso, una de las calles que más tráfico soporta de la ciudad, comparte con la Plaza de España, el puro centro. Quince líneas de autobuses, el tráfico habitual del Coso y el de los tres carriles que bajan de Independencia en un único carril, todo un cuello de botella para ampliar la zona peatonal de la plaza, que sólo tiene una fuente y cuatro bancos en los que no se sienta nadie. ¿Qué tipo de urbanista diseñó una obra de ingeniería de tal magnitud para el centro de la quinta ciudad del Estado?

Ahora se puede viajar a Venecia desde 0,465 euros, el precio de un viaje con la tarjeta bus de Tuzsa. Y digo desde porque el tiempo que tarda el autobús en llegar al destino puede hacerlo más caro, ya que entre los desvíos las obras de los barrios y el cuello de botella de Plaza España, se caduca el bono-hora y el sistema no identifica el trasbordo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Fede -

Diossssss, qué cruz pa volver del centro de salud Ramón y Cajal al barrio San José... Mi vía habitual estaba cerrada, Echegaray y Caballero también, me he ido a casa de Cristo pa poder volver... entre obras y que yo no soy un GPS humano precisamente, vaya rato de coche me he pegao, por Dios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres