Blogia
Rincón Olvidado

E.C.O.

E.C.O.

Buenos días. Levanta, que llegas tarde. Date prisa. ¡Corre! Días fotocopia, fotocopia de calendario. Calendario de emociones, emociones de papel. Papel de fumar. Fumar y fumar. Embriagarte. Embriagarte de un amor no correspondido. No correspondido, que no te corresponde, que no es tuyo, que no te pertenece. Que no te pertenece nada en esta vida. Nada excepto tu cuerpo. O ni siquiera eso. Pongamos la mente, mente retorcida, mente alienada a través de dogmas. A través de miedo.

Elige la vida. Elige tu vida. Elige su vida, tu vida suya por control remoto. A través de herzios. Kiloherzios, megaherzios y Gigaherzios. A través de sus engaños, sus mentiras y sus credos. Creo en Dios Padre Todopoderoso. O quizá ni eso. Pongamos el dinero. Creo en el Dinero Padre Todopoderoso. Creador de mi vida. Creo en su única hija la avaricia, que fue concebida por obra y gracia de mi trabajo. De mi trabajo que me anula. De la venta de mi libertad, de mi propia libertad.

El día se hace noche, la noche día. Espiral sin salida. Ni de emergencia. Bloqueada por tu propio destino. Destino a ciegas. A ciegas por la propia vida. La propia vida que te niega y te conduce a la muerte. A la muerte de la vida REM. La de los sueños. Soñar con vivir y vivir con soñar. Soñar. Tal vez ni eso. Pongamos ser esclavo de tu propio subconsciente. Tu subconsciente que te niega. Freud escondido entre tus sábanas. Las mismas que te recogen cada noche después de la muerte. De la muerte para la vida.

Mediasnoches soleadas y mediodías entre tinieblas. Todo pierde el sentido. Todo en dirección contraria. Contraria la dirección, contrario el camino. Contrario arrastrado por la corriente, por la corriente de la riada remansada por el hombre. Matrimonio de utopías, utopías de divorcio. Contrariedades pero sin embargo coherentes. Locura. No, no es eso. Pongamos sociedad. Sociedad humana, deshumanizada sociedad. Día a día, tarde a tarde, noche a noche...

Hola. Ahora no estoy en casa. Puedes dejar tu mensaje después de la señal. ¿Recuerdas el desarrollo de tu jornada de ayer? ¿Debes realizar un esfuerzo de memoria para recordar algo de tu vivencia de ayer? Si este es tu caso eso significa que estabas en un E.C.O. Ni placer extremo, ni exictación, ni eureka. No te quedaste sorprendido, ni desconcertado, ni aturdido. No llegaste al nivel límite de tus posibilidades, no descubriste nada. Apenas creaste algo. Te limitaste a pasar un día en el desfile de días que se siguen y que se parecen por la ausencia de recuerdo que dejan. Quizá te agistaste y gritaste. Seguramente comiste y bebiste. Trabajaste, te lavaste y elegiste tu ropa. Respondiste cuando te hablaban, diste instrucciones. Eventualmente, firmaste algún documento. Y leíste el periódico. Te acostaste y todavía pensaste en ciertas cosas para el día siguiente.

Bronski - E.C.O.

Hace un año en Rincón Olvidado.- Regalos para pensar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres