Blogia
Rincón Olvidado

Un nuevo periódico

Un nuevo periódico

Ya llegó Público, el periódico a la izquierda de El País. Dicen que es de los amigos de ZP y es verdad: Roures, cabeza de Mediapro se llevó de gratis un canal de televisión analógico no previsto, laSexta, en el último reparto. Dicen también las malas lenguas que ZP no quería que Público saliera a la luz antes de las elecciones para evitar interferir en su campaña.

El caso es que Prisa andaba últimamente meando fuera de tiesto, criticando las últimas medidas del Gobierno y todo aceleró las circunstancias. Es cierto también que, como reza el anuncio de Público, hay un gran sector de población que no se identifica con ningún periódico, ni siquiera con El País, que como decía ayer a César en la Square, sigue dormido en los laureles setenteros de la transición y no ha evolucionado como cabría de esperar hacia las nuevas etapas de la democracia.

Por eso nace Público, aunque cabría destacar que detrás de toda inciativa están los intereses empresariales de quienes desean hacer caja y también manejar el cotarro de la política. Y nace fuerte: el diario cuesta 50 céntimos y regala nada menos que una colección de 6 DVDs completamente gratis durante los próximos seis días. Muy al estilo de Pedro J, eso sí.

Con un diseño atractivo, Público es de esos diarios a todo color, con infografías elegantes, a la vez que sencillas y atractivas. Tiene dos portadas: la original y la de deportes en contraportada, situándose la información deportiva en las últimas páginas. En su primer número, además, publica una investigación sobre los cambios en la directiva de ETA y su influencia en la decisión de acabar con la tregua. Todo un bombazo para ganar el mercado, al que El País ha intetado restar importancia publicando las supuestas actas de las reuniones mantenidas entre Bush y Aznar en el rancho de Texas, en las que el presidente norteamericano asegura que hay que acabar con Sadam, mientras Aznar asiente. Contraataca pues, El País con un tema controvertido, del que Público había hecho bandera en su primer anuncio televisivo, como es la guerra de Iraq.

En fin, que habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos con Público, pero yo os adelanto que dejaré de leer El País, básicamente, porque ha dejado de ser para mí un referente periodístico. Como he dicho, sigue sociopolíticamente atascado en los setenta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres